ANIMALES NOTICIAS

El emotivo reencuentro de una madre orangután en cautiverio con su hija perdida

El vídeo del recuentro de esta madre con su hija perdida es realmente hermoso.

Es muy difícil sobrevivir para muchos de los animales que viven de manera salvaje, ya que existen infinidad de amenazas en su mayoría externas, como la destrucción de sus hábitats y la cacería indiscriminada, uno de los animales más afectado es en este caso el orangután que habita en la Isla de Borneo, ubicada en el sudeste de Asia y en donde en menos de 10 años se ha reducido el numero de orangutanes a la mitad.

Una de las principales causas se debe a la agresiva deforestación que han sufrido los bosques de la isla al ser remplazados por enormes plantaciones de palma, dejando desprotegidos a miles de orangutanes que han sufrido crueles destinos mientras buscan un nuevo lugar donde vivir.

Esto ha llevado a la creación de organizaciones y refugios como Nyaru Menteng, en donde se encargan de rescatar y proteger la mayor cantidad de orangutanes que les sea posible, con la intención de lograr re-ubicarlos en otras zonas de la jungla para que puedan iniciar sus hogares allí.

Mientras el canal 4 se encontraba realizando un programa documental que hablaba de la terrible situación que estaban viviendo los orangutanes, se presentó una situación inesperada: Un orangután macho dominante se acercó a una madre y su bebé de pocos meses de edad que pertenecía a otra comunidad, y tomó a la bebé y se la llevó.

Esta pobre madre estaba terriblemente angustiada y confundida no hallaba que hacer para recuperar su hijita. Los del equipo de filmación al ver la escena decidieron no dejarla allí a su suerte y la llevaron al refugio Nayaru Menteng, en donde le explicaron lo sucedido al personal que trabaja allí.

Todos se sintieron muy conmovidos por lo que acababan de presenciar que se colocaron en la tarea de hallar la cría que llamaron clarita y a la madre clara. Luego de 7 días por fin la encontraron.

Pero no todo eran tan fácil ya que los que trabajan en el refugio sabían que después de varios días es posible que la madre no reconozca a su cría y podría rechazarla o agredirla.

Para este rencuentro una experimentada veterinaria acercó muy lentamente a Clarita a su madre para percibir los gestos y actitudes de ella al verla y poder medir de que manera reaccionaría.

Al final la reconoció y una vez estuvieron juntas en la jaula la miraba con una increíble ternura, le daba besitos y consentía su cabecita.

Los que presenciaron el encuentro se sintieron emocionados no solo por presenciarlo sino también por haberlo hecho posible.

Este es un claro ejemplo de como los animales sienten las mismas emociones que los humanos y por lo tanto merecen el mismo respeto a sus derechos, es necesario que todos seamos consientes y les demos el trato que se merecen.

Estas son las imágenes del bello encuentro.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *