AMBIENTAL

El anciano agricultor que logró detener el desierto

Yacouba Sawadogo agricultor fue ganador del llamado “Premio Nobel alternativo”, no por descubrir nuevas ciencias ni promover la paz en el mundo sino por haber dedicado su vida a plantar árboles donde antes solo había tierra árida.

Yacouba usando los conocimientos y usos que los indígenas locales le dan a la tierra ha logrado transformar el suelo estéril donde vivía en un lugar habitable, demostrando como se puede regenerar el suelo con este innovador conocimiento.

Desde el año 1980 y a pesar de la gran sequía, Sawadogo ha logrado plantar más de 40 hectáreas de bosques en tierras totalmente áridas, estériles y desiertas entre las regiones de Burkina Faso y Níger. Hoy en día más de 60 especies y diversidades de árboles existen gracias a la labor de este hombre. Es sin duda uno de los bosques más espectaculares y diversos plantados en el Sahel.

Parece un milagro pero no, Sawadogo se ha basado en el conocimiento tradicional, incluyendo el análisis de pozos para conservar el suelo, el agua y la biomasa llamado en el idioma local “zai”.

El agricultor ha practicado las técnicas por año, perfeccionando así cada una de ellas, aumentando las cosechas y plantando árboles con éxito. Su éxito en el proceso de pozos para la retención de suelo, agua y biomasa.

Los “zai” como le dicen en su lengua local, ayudan a conservar el agua de lluvia y aumenta la fertilidad del suelo. Esto permite a los agricultores producir cosechas aún estando en tiempos de sequía. Estos árboles aportan muchos beneficios ya que ellos ayudan a enriquecer el suelo, dan forraje, más espacio para la apicultura. Todo esto ayuda a los agricultores a adaptarse al cambio climático, a reducir la pobreza y disminuir los problemas de sequía.

Al principio tuvo que armarse de voluntad ya que tuvo que enfrentarse a las poblaciones locales que incluso quemaron algunos bosques pero él no pensó en rendirse. Con el tiempo han admirado más su trabajo y ha organizado cursos para ayudar a los agricultores a cuidar sus tierras.

Con el tiempo miles de hectareas de tierra degradada ha sido regenerada y producida en Burkina Faso.

“Me siento muy honrado de recibir el Right Livelihood Award, que me permitirá perseverar en mis esfuerzos por proteger el bosque y la vida silvestre. Espero que la legitimidad proporcionada por este premio ayude a inspirar y animar a muchos otros a regenerar sus tierras en beneficio de la naturaleza, las comunidades locales y las generaciones futuras”, dijo.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

One Reply to “El anciano agricultor que logró detener el desierto

  1. Deberíamos cuidar mas nuestro
    Planeta y no pensar cómo hacer más dinero hay que ser concientes pues somos humanos inteligentes .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *