ANIMALES

Sólo tiene 7 años y ha salvado más de 1500 perros que serían sacrificados

El no solo tiene un gran amor por los animales, lo demuestra trabajando todos los días por ellos.

Lastimosamente debido a los limitados recursos y la sobrepoblación, algunos refugios optan por terminar la vida de los animales, ya que alimentarlos y atenderlos es casi imposible, son muchos casos de perros y gatos que llegan a estos lugares pero no todos son adoptados y terminan siendo una carga.

En la actualidad varios de estos refugios han decidido cambiar poco a poco sus políticas al punto de declararse libres de sacrificios.

Este niño junto a su madre va a los refugios salvando perros

Roman McConn y su madre Jennifer al ver esta terrible situación que viven cientos de animales en los refugios ,decidieron dedicar gran parte de su tiempo a recorrer estos lugares en busca de perritos o gatos a los que el tiempo y las oportunidades se les acabaron.

Para ellos es muy difícil escoger uno ya que quisieran llevárselos a todos pero su prioridad son los que necesitan de esa ultima oportunidad por eso rescatan a los que llevan más tiempo en el refugio y pronto van a descartar.

Esta es una familia normal de Texas, Estados unidos, pero todo cambió cuando visitaron un refugio en su ciudad con la intención de encontrar un amigo para Roman, quien desde hace algún tiempo deseaba mas que nada un perrito.

Su madre no entendía por que el pequeño Roman no se decidía por ninguna de las opciones que le mostraban en el refugio, a pesar de que eran los perritos mas bonitos y dóciles del lugar, luego de un rato el niño preguntó cuál era el perrito que más necesitaba una familia y la respuesta fue: «bueno, sería alguno de los que van a ser sacrificados» a lo que el niño sin dudar respondió: «Sí, uno de ellos es el que quiero». lo llevaron a verlos y en ese se momento se decidió por una perrita que se veía bastante asustada, como intuyendo que serían sus ultimas horas.

En julio de 2015 adoptamos a Luna de un refugio de alto sacrificio en Texas. ¡Me conmovió! y me involucré mucho con el voluntariado en el refugio local. – Recordó Jennifer McConn.

Ese día todo cambio para esta familia que no dudó en hacer algo para que esta realidad se transformara y se lograran salvar la mayor cantidad de perritos.

Durante un año madre e hijo se dedicaron a rescatar la mayor cantidad de perritos a punto de ser sacrificados para darles tiempo de buscar un hogar, prácticamente convirtieron su casa en un hogar de paso y han llegado a tener decenas de animales esperando ser adoptados. Sus vidas eran una locura, entre la escuela y las ocupaciones de su madre dedicaban el resto de su tiempo a ayudar a estos peluditos, parece mucho trabajo pero ellos son felices haciéndolo.

La familia entró en una situación difícil al recibir la noticia de que el padre de Roman sería trasladado a otra ciudad, su vocación animalista y de servicio podría verse afectada por la mudanza y más en este momento que tenían a su cargo 31 perros a los que no alcanzarían a ubicar en hogares definitivos.

En ese momento se les ocurrió llevarlos consigo y buscarles un hogar en esta nueva ciudad.

De esta forma nació Freedom Ride, un proyecto que salva perritos en todo el país.

Al llegar a la capital del país notaron que las condiciones de los perros eran muy distintas a las que enfrentaban en Texas, en esta ciudad eran más conscientes de la tenencia responsable de mascotas, ademas de ser más receptivos para ayudar a los perros. Esto les entusiasmó a seguir con su labor.

Este proyecto terminó convirtiéndose en una plataforma de ayuda a perritos de todo el país que pueden estar en grave riesgo, la organización ayuda a que este no sea su final localizando una familia que se haga cargo y le de mucho amor.

Desde que Jennifer y Roman iniciaron, se han salvado más de 1500 perritos en todo el país, y los reconocimientos por su labor no paran de llegar, por ejemplo Roman recibió el premio a niño del año según American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA).

Roman está muy feliz con su trabajo y sueña con hacer un tren subterráneo que trasporte perros, ya que es lo mas costoso de todo el procedimiento.

No existe mayor satisfacción que ayudar a los demás y esta familia lo tiene claro.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *