ANIMALES

Mono salva y protege a cachorro de unos perros que lo querían morder

Lo lleva a todos lados, le da de comer de primero y lo trata como a un hijo.

La singular familia de este mono y su pequeño se da en Erode, India, donde la comunidad y los medios locales están sorprendidos ante la extraña pareja que está lejos de los estereotipos, demostrándonos una vez más como la naturaleza no distingue de raza, o en este cazo de especie.

El mono se encontraba en las calles de la ciudad cuando notó que unos perros estaban molestando a un cachorro que no se podía defender, por lo que no esperó ni un segundo y actuó de inmediato ahuyentando a los perros, impidiendo que el pequeño saliera lastimado.

Este acto de protección y amor se convirtió en algo que no pensamos posible. Al parecer ver al cachorro tan solo e indefenso, sin nadie que lo cuidara hizo que creciera un sentimiento por el pequeño, haciendo que el mono decidiera hacerse a cargo de él convirtiendose en su protector, no le importó que fuera de otra especie, y se hizo el padre más amoroso que este cachorro podría tener.

El mono está completamente comprometido a cuidar y alimentar el cachorro, cuando consigue comida o alguna persona le ofrece algo, el primero acerca al cachorro y lo deja comer, mientras el cuida que nadie lo moleste o le quite la comida, el lo deja comer hasta que se llene y al final come lo que deja.

Su historia conmovió a todos en el pueblo por lo que la gente comenzó a alimentarlos y protegerlos de otros animales, ya no estaban solos, la comunidad entera se hizo cargo de ellos.

Estos dos se volvieron inseparables y ya no podían estar el uno sin el otro, comían, dormían y se acompañaban todo el día. Luego de alimentarse, lo que más les gustaba era estar pegaditos el uno del otro, si era de noche. En el día visitaban varios lugares del pueblo, convirtiéndose en la atracción principal del lugar.

Algunos habitantes del pueblo comentan que en varias oportunidades han visto al mono dirigirse al bosque a disfrutar un poco del ambiente natural, y aún así el nunca deja a su pequeño, quien lo acompañaba siempre mientras salta por los árboles.

Este mono nos hace reflexionar sobre la solidaridad, conciencia, nobleza, sensibilidad y amor que nos debemos unos con otros, sin importar como seamos o en que creamos, lo importante es estar prestos a servir a los demás.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *