ANIMALES

No pudieron separarlo de su humano y luego lo esperó por 32 horas en puertas del hospital

Ellos demuestran ser los seres más fieles seres de este planeta.

Un perro y su humano, ambos habitantes de calle en Limeira São Paulo, Brasil, son los protagonistas de esta historia, en donde la vida no les ha dado mucha opción, sin nadie que se preocupe por ellos, sin comida, ni refugio ni amor. Solo la realidad de la calle, soledad, tristeza, hambre y frío en sus cuerpos y en su corazón por tanta indiferencia.

La calle trae infinidad de situaciones adversas y para lograr sobrevivir se aferran el uno al otro.

Por mucho tiempo vivieron entre la felicidad de conseguir una comida, una manta, o simplemente un refugio para dormir. Son muchas las cosas que han compartido y vivido juntos, como dice el dicho «están en las buenas y en las malas», lo que ha hecho que se prometan jamás separarse sin importar lo que pase.

Pero la vida es incierta y no está escrita. Todo puede cambiar en un segundo sin darnos cuenta.

No tardaron en complicarse las cosas. Al parecer Sandro, el hombre que cuidaba de su amigo perruno, enfermó gravemente de los pulmones, esto a causa del terrible frió que debía soportar. En un momento quedó inconsciente y su fiel compañero se desesperó y no sabía que hacer, así que empezó a ladrar y correr buscando la atención de la gente que pasaba por la calle para que ayudaran a su compañero.

Las personas notaron que el hombre estaba muy mal y gracias a la alerta de su perro llamaron a una ambulancia que llegó a los pocos minutos, lo trataron y subieron en el vehículo, los paramédicos estaban tan asombrados por la preocupación del animal, que no intentaron bajarlo de la ambulancia, al contrario, lo llevaron con ellos hasta el hospital.

Al llegar al hospital de Badalona, los paramédicos no tuvieron otra opción que dejar afuera al can por políticas del centro asistencial el cual no le permite acceso a mascotas, el no quería dejarlo pero luego de unos minutos fue dejado en la puerta donde esperaba pacientemente volver a ver a su humano.

Mientras pasaban la horas, el perro no se movía de la puerta a pesar de que le llevaban comida y le daban caricias el no respondía a nada, solo quería volver a ver a Sandro y demostrarle cuanto lo había extrañado.

El paramédico Javier Xavier de Oliveira quien dejó subir al perro a la ambulancia salio a ver como se encontraba y a tratar de consolarlo un poco ya que pasarían varios días hasta que el hombre lograra recuperarse. Cuando el perrito lo reconoció, este saltó de alegría y se dejó consentir. Marron le recibió comida y se notó un poco más tranquilo.

Javier se sintió tan conmovido por el amor que este perrito tenía por su humano que fue y le trajo una manta, le puso agua y comida. Hasta hizo un letrero que decía: «Por favor, no molesten a este animal porque pertenece a un paciente». – Decía el letrero.

Una separación oportuna y necesaria.

Luego de pasar unas 32 horas esperando y sin moverse del lugar, unos voluntarios de la organización ALPA Limeira, dedicada a la protección y rescate animal, se acercaron para verificar su estado de salud después de pasar tanto tiempo esperando, ellos sabían que el esperaba a un paciente que se encontraba interno en el hospital.

Al revisarlo, los retratistas notaron que Marron estaba lleno de garrapatas y pulgas ademas de muy sucio por lo que decidieron llevarlo a sus instalaciones y darle la atención que el requería. En este lugar fue bañando y revisado por un veterinario para valorar su estado de salud.

La organización buscaba ofrecerle un lugar seguro a Marron mientras Sandro se recuperaba y era dado de alta, para que luego se reunieran.

Al inicio Marron estuvo un poco renuente a abandonar el lugar donde por última vez había visto a Sandro, pero las intenciones de estos rescatistas eran buenas y terminó cediendo pero muy pendiente de quien entraba y salia de la habitación donde se encontraba.

Al poco tiempo Marron se encontraba en excelentes condiciones, todo gracias a estas personas que se habían preocupado por el. Al mismo tiempo las autoridades de la organización buscaron como gestionar un lugar para que Sandro y Marron no tuvieran que volver a la calle.

También estamos en contacto con los órganos competentes de nuestra ciudad para comprobar la posibilidad de amparo para el habitante callejero y su perrito. Nuestra gratitud y amor a todos los involucrados en este caso tan especial.– Escribió ALPA en su página de Facebook.

La organización se preocupaba tanto por el bienestar de Marron que llevaba regularmente a visitar a Sandro, Lo dejaban estar un rato con el.

Marron conmovió a muchos y hoy recibe los cuidados que siempre mereció, incluso le obsequiaron un collar que lo identificara, también le instalaron el microchip, lo vacunaron, desparasitaron y esterilizaron. ¡Sandro se iba a poner feliz cuando lo viera!

Un reencuentro esperado

Luego de casi nueve días de separación y siete días de haber vivido en un refugio, Marron fue a darle la bienvenida a Sandro, quien ya había sido dado de alta. El emotivo re-encuentro quedó grabado en video.

Al saludarse y decirse lo mucho que se habían extrañado, fueron llevados a un refugio para habitantes de calle donde permanecieron juntos unos días disfrutando de la compañía mutua, muy felices de que no pasara a mayores el percance, y agradecidos porque no solo se encontraban en un mejor lugar que la calle, también estaban en muy buenas condiciones de salud.

Esta historia conmovió a todo el mundo al punto que la televisión y diferentes medios querían escribir sobre Marron y Sandro la noticia se conoció en todo el país y la familia de Sandro que se encontraban en otra ciudad lo reconocieron después de 10 años sin verlo. De inmediato se comunicaron con el hospital y la ONG que los ayudó.

Todos pensaban que era el final de la historia pero nadie pensaría que sería el inicio de una nueva, Sandro y su familia se reunirían. Esto le dió un cierre perfecto a este nuevo inicio en la vida de este perro y su amigo humano.

Estamos felices, emocionados y agradecidos a todos los que se unieron en actitudes que culminaron en ese momento tan especial. – Concluyó ALPA en su página de Facebook.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *