AMBIENTAL

Este famoso músico vende sus guitarras y recauda 21 millones de dólares para combatir el cambio climático

El legendario guitarrista de la banda Pink Floyd, David Gilmour, es uno de los músicos más comprometidos con el medio ambiente, y como él mismo afirma, el cambio climático es el mayor desafío de la humanidad.

La increíble música de esta banda ha marcado a cada generación con sus mágicas letras. El guitarrista sabe que la música es un medio para transformar la conciencia de todos y poder ayudar a salvar nuestro planeta.

El músico se unió a la organización especializada en derecho ambiental ClientHeart, la cual convoca expertos ambientales y abogados que luchan por combatir el cambio climático. Gilmour en su compromiso por esta noble causa vende su colección de instrumentos con la única intención de apoyar el trabajo que dirige esta organización.

Recientemente a la casa de subastas Christie’s llegaron las 120 guitarras del músico británico para ser vendidas. Gilmour cree que ahora sus mas valiosos tesoros servirán para ayudar al planeta.

Estas guitarras me han dado mucho, es hora de que pasen a otras personas, con la esperanza de que encuentren alegría y quizás creen algo nuevo. David Gilmour

Entre las que más se valoraron estuvo la guitarra Fender Stratocaster 1969, conocida como la Black Strat, la cual habría sido usada por Gilmour en la grabación de los más increíbles discos de Pink Floyd: The Dark Side of the Moon (1973), Wish You Were Here (1975) y The Wall (1979). En la subasta la Black Strat llegó al ser vendida por 3.975 millones de dólares, por lo que es considerada la guitarra más cara de la historia.

La guitarra fue adquirida por Jim Irsay, el dueño de los Colts de Indianapolis. El millonario también adquirió el estuche por un valor de 175.000 dólares, además de sumar a su compra una Martin D-35 acústica por 1.095 millones de dólares. en total gastó 5.24 millones de dólares en esta subasta sin precedentes.

La increíble subasta logró recoger unos 21 millones de dólares, que serán donados en su totalidad a la organización ClientHeart. Guilmour afirma que esta será su manera de apoyar la terrible situación que vive nuestro planeta.

La crisis climática global es el mayor desafío que enfrentará la humanidad, y estamos a pocos años de que los efectos del calentamiento global sean irreversibles. Necesitamos un mundo civilizado que continúe para todos nuestros nietos y más allá, en el que se puedan tocar estas guitarras y cantar canciones.

Este hombre es un increíble ejemplo al dejar sus tesoros más valiosos y darlos a una causa a nombre de todos. Nuestro más sincero reconocimiento, y no se olviden, no es necesario ser un guitarrista famoso para cambiar el mundo, con que ahorres agua o simplemente no consumas tanta energía estas ayudando.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *