AMBIENTAL

El permafrost del ártico se derrite 70 años antes de lo esperado

Los estudios realizados por el Laboratorio de Permafrost de la Universidad de Alaska han confirmado que el ritmo en que se está derritiendo el permafrost es hasta un 240% mas rápido que hace 40 años.

Al derretirse el permafrost ártico se pueden observar paisajes termocársticos, esto quiere decir hundimiento del suelo y zonas pantanosas.

Todo parece indicar que el derretimiento se esta adelantando casi 70 años, esto confirmaría la investigación hecha por el Laboratorio de Permafrost de la Universidad de Alaska, los niveles del derretimiento del suelo congelado en algunas estaciones de prospección ya son actualmente superiores a las previstas por estudios anteriores para 2090.

la investigación ha sido publicada por la revista Geophysical Research Letters, y se enfoca en el estudio de una banda del permafrost ártico en el norte de Canadá: los científicos afirman que los veranos anómalos registrados entre 2003 y 2016 desencadenaron mecanismos de fusión no previstos por ningún estudio científico. En tan solo 12 años esta capa de hielo se derretía a un ritmo entre el 150% y 240% más rápido que en 1979 -2000.

El cambio del paisaje debido al derretimiento del permafrost es bastante radical, esto es conocido como el fenómeno del termocarsismo; que consiste en el hundimiento del suelo, cambiando lo que parecía una llanura homogénea en un lugar transformado en montículos de tierra, charcos de agua y pantanos. en algunos lugares los científicos canadienses han registrado profundidades de hasta 90 cm en los tres sitios de monitoreo a lo largo de 700km de permafrost del Ártico norteamericano.

La principal causa de este fenómeno habrían sido las altas temperaturas durante los veranos en la década de 2000 lo que causó el prematuro derretimiento del permafrost. Los científicos canadienses aseguran que la capa superior es más sensible a las temperaturas fuera de temporada. Esta disolución causa un aumento en la vegetación, lo que provoca la acumulación de calor en la superficie.

Al derretirse el permafrost, de forma indirecta también se expone a la atmósfera a todo tipo de material biológico que esta atrapado bajo el hielo perenne esto libera grandes cantidades de de CO2 y metano a la atmósfera, agravando el problema del calentamiento global.

Estudios recientes de la Universidad de Harvard confirmarían que la disolución del permafrost ártico está dejando a la atmósfera 20 veces más de oxido nitroso de lo esperado. Este es uno de los principales gases de efecto invernadero, que puede retener el calor de la tierra hasta 300 veces más que el dióxido de carbono.

Investigaciones realizadas por la Universidad de Alaska muestran como se ha deteriorado la infraestructura creada para el estudio de este fenómeno que hace colapsar estructuras como viviendas y estaciones de investigación en varias regiones de Rusia, Alaska y Canadá

El gobierno de Estados Unidos ha lanzado la alerta en varias carreteras de el estado de Alaska, ya que el derretimiento del permafrost está causando diversos hundimientos haciendo imposible su transito.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *