AMBIENTAL

El primer zapato a base de fibras vegetales que puede ser compostado

Los Native Shoes son la nueva propuesta en prendas ecológicas, la iniciativa busca reducir el impacto ambiental, ya que son fabricados a partir de materiales vegetales.

Como sabemos; la mayoría de zapatos contiene elementos difíciles de reciclar y reutilizar como lo son el cuero, caucho y plástico, los cuales generan un impacto bastante amplio y negativo en la tierra cuando son desechados luego de usarlos por unos años.

Pero este no es el caso de los Plant Shoe de Native Shoes.

Producidos en su totalidad de materiales vegetales, desde la parte arriba hasta la plantilla, la suela e incluso los cordones, el Plant Shoe es 100% biodegradable y puede convertirse en compost para ayudar a las plantas a crecer mejor.

CREDIT: Native Shoes

Estos innovadores zapatos no integran materiales modernos, usa los que siempre han estado en la naturaleza, generando un producto nuevo y único.

Los zapatos están hechos de materiales como yute, cáscara de piña, kenaf, lino, tratados con aceites naturales como el aceite de oliva para mayor flexibilidad y comodidad.

CREDIT: Native Shoes

La fabricacion de la suela impuso un reto a los diseñadores de Native quienes se asociaron con la empresa francesa Reltex para crear una plantilla de eucalipto, kenaf (cáñamo) y acolchado de maíz, y una suela a base de savia que le da a los zapatos su agarre.

CREDIT: Native Shoes
CREDIT: Native Shoes

Luego llegó una de las partes más complicadas en todo el proceso, la unión de todas las piezas fue un gran desafió, ya que la mayoría de empresas usan pegamentos tóxicos, no biodegradables basados en petroquímicos que mantienen todas las partes del zapato juntas. Lo que hizo Native fue coser cada una de las partes usando hilos vegetales lo suficientemente resistentes para ser tratadas como zapatillas de deporte.

CREDIT: Native Shoes

El resultado es un zapato sencillo, de primera calidad sin estación, adaptable, sin genero, hecho para todos. El zapato vegano también se desgasta y en un momento será inservible pero a diferencia de los convencionales que terminan en la basura este se puede compostar, las bacterias lo pueden descomponer en tan solo 45 días dejando un abono rico en nutrientes para la tierra en lugar de contaminación.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *