ANIMALES

En una playa de Tailandia una mujer encontró un perro paralitico y no dudo en ayudarlo

No importa como, cuando ni donde siempre se puede ayudar la los demás.

Aún existen seres humanos dispuestos a servir y ayudar al que lo necesite sin esperar nada a cambio. Esta es la historia de Meagan Penman, quien encontró a un perro arrastrándose en una playa de Tailandia, el cual tenía sus patas traseras paralizadas.

En ese momento ninguno de los dos se imaginaria la hermosa amistad que se daría con este encuentro. Este perro llamado Leo fue rescatado por Megan y trasladado a Canadá donde encontró un nuevo hogar, de no ser por esta mujer de seguro hubiera fallecido en menos de un mes.

En estas condiciones se encontraba Leo en la playa donde fue rescatado.

“Si no lo hubiera rescatado tal vez habría perdido la vida. No encontré ningún lugar que se encargara de cuidarlo, así que decidí llevármelo a Canadá y darle un hogar”.

Recién llegó leo recibió atención veterinaria.

Al hacer los exámenes notaron en una radiografía como su espina dorsal estaba rota y no volvería a caminar.

Después de dos meses de tratamiento es devuelto a su hogar.

El se ve muy feliz en su hogar temporal.

Terminado su tratamiento Megan esta buscando un hogar permanente para el pequeño Leo.

Leo fue sometido a varios operaciones y por esta razón no puede orinar como los otros perritos.

Debido a esto el debe usar pañales.

Su tierna mirada hace que sea imposible no querer quedarse con el

Esta es su nueva dueña Jamie, quien le da todo el amor y se ha convertido en la madre que lo cuida.

Esta silla de ruedas a permitido que Leo vuelva disfrutar de un paseo.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *