ANIMALES

Lo abandonaron por tener solo dos patas

Es una pena que sea rechazado por su condición

Existen personas a las que les falta alguna parte del cuerpo y es algo que impacta a cualquiera, creando emociones y sentimientos de tristeza por esa persona, en muchos casos se refieren ha ellos como » pobre hombre o pobre mujer», de igual manera tenemos situaciones así con los animales.

Son muchos los perros y gatos que por alguna razón nacen sin alguna de sus extremidades, lo cual es una situación bastante difícil, pero esto tampoco les impide que vivan felizmente y sin preocupaciones, como por ejemplo el pequeño protagonista de esta historia al que llaman Turbo Roo.

Este perrito no tiene sus patas delanteras. Por esto su ex dueño lo llevó a una clínica veterinaria en Indianapolis donde lo abandonó ya que ‘no podía hacerse cargo de el’, pero la magia del destino le tendría una mejor familia en este lugar.

Turbo encontró a su madre adoptiva, la técnica veterinaria Ashley. Ella de inmediato asumió su responsabilidad, muy consciente de que no sería un trabajo fácil. Las primeras semanas para el pequeño era imposible encontrarle una silla de ruedas que se adaptara a sus necesidades, pero Ashley no se rendiría, es una mujer ingeniosa y con algunos juguetes y herramientas armó una pequeña silla para que el pequeño turbo estuviera mas cómodo.

Las ideas de su madre eran buenas pero no servían a largo plazo por esto un ingeniero se interesó en la condición de Turbo y decidió ayudar diseñando una silla que le permitiera caminar un poco mas.

Para este pequeño su limitación nunca ha sido un problema o algo que lo defina, el posee unas cualidades únicas y a demostrado una gran fuerza y valentía.

Simplemente un guerrero de la vida que encontró una bella mujer para cuidar.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *